Compañía

La historia de Empty comienza en 1991 con el ánimo de constituir una compañía que hiciera las cosas de forma diferente en el mundo de la construcción y la arquitectura. Desde entonces se ha actuado siempre con una clara vocación de búsqueda de la excelencia en todos los ámbitos. Empty es hoy una empresa de referencia en su sector, habiendo colaborado con numerosos diseñadores y arquitectos en muchos y diferentes proyectos, algunos de los cuales han sido reconocidos con distintos premios nacionales e internacionales tales como el FAD de intervenciones efímeras o el Aga Khan de Arquitectura.

La actividad de Empty se centra en el desarrollo de proyectos singulares que deben satisfacer objetivos complejos, donde la atención a los aspectos de diseño y ejecución material ocupan un lugar prioritario, de modo que el trabajo se desenvuelve siempre en contextos muy exigentes y estimulantes en cuanto a creatividad e innovación.

La marca Empty se asocia a garantía de cumplimiento satisfactorio de los objetivos de calidad, plazo y costes que todo proyecto debe contemplar. Y su actitud como empresa es la de un colaborador cercano que se implica en el desarrollo integral del proceso con rigor y profesionalidad.

El objetivo de Empty es ser un canal efectivo para materializar proyectos complejos que requieran movilizar y orquestar todo tipo de recursos humanos y técnicos, donde cada desafío se aborde con energía y delicadeza, buscando que el resultado final suscite la satisfacción de las cosas bien hechas.

Arquitectura

En este tipo de actuaciones se ofrecen servicios que comprenden el asesoramiento, la organización, la coordinación y la ejecución de proyectos de rehabilitación, oficinas, locales y viviendas.

En cada trabajo y desde el primer momento se colabora estrechamente tanto con el cliente como con el equipo redactor del proyecto, poniendo a su disposición la experiencia de Empty para facilitar la solución de los diversos problemas que surgen durante el desarrollo de cualquier obra.

Museos y exposiciones

La experiencia y la flexibilidad propias junto con la de los equipos colaboradores permiten organizar y coordinar las diversas fases de cualquier instalación museográfica o expositiva, desde la propuesta y su ejecución hasta su inauguración y desmontaje. Asimismo pueden asumirse el proyecto, la producción y el montaje de todos los elementos habituales en este tipo de obras: vitrinas, iluminación, soportes (maquetas y efímeros), diseño gráfico (catálogos, elementos gráficos y señalética…), escenografías o audiovisuales